Calendarios de adviento

Se acerca diciembre un mes cargado de ilusión, magia, familia, abrazos, besos, bonitos recuerdos… Las vacaciones de Navidad se acercan, las tardes de paseo para ver el alumbrado de cada ciudad, las primeras nevadas, la carta a los Reyes Magos, la decisión por el menú navideño…

Y una manera de comenzar a ilusionarse es tener un calendario de adviento, hoy queremos contaros su historia y sugeriros algunos calendarios muy originales.

Estos calendarios son una tradición en Alemania y muestran los días que faltan para la Nochebuena. Los hay de papel, otros contienen chocolates, mazapán o juguetitos… Tiene sus orígenes en el siglo XIX cuando las familias evangélicas colgaban 24 imágenes relacionadas a la Navidad como preparación para la celebración de esta fiesta. En algunos hogares, durante diciembre, se ponía una paja por día en el nacimiento.

Se dice que una pastora decidió hornear un pastel que dividió en 24 pedazos para que su hijo comiera uno cada día, en espera de la Navidad. Más tarde el muchacho, copropietario de una imprenta, decidió seguir la costumbre de su madre a través del primer “calendario de Navidad”. En 1908 se imprimió la primera versión del calendario de Adviento. Se trataba de 24 ilustraciones con motivos navideños que se cortaban y pegaban sobre una imagen de cartón.

Unos 20 años más tarde, apareció en el mercado el primer calendario con puertas o ventanas que permitían ver una imagen diferente al abrirlas.

En 1958 salieron a la venta los primeros calendarios de Adviento de chocolate, que tienen una pequeña figura de chocolate por cada día de diciembre, para hacer más dulce la espera.

Nosotras os enseñamos un nuestro árbol de navidad que hace las veces de calendario de adviento y a la vez es decorativo. Además que seguro que a los más pequeños les encantará porque cada día ellos pueden ir “descubriendo/decorando” el árbol. Y así el día de Navidad tener un precioso árbol de Navidad decorando su habitación.